miércoles, 30 de junio de 2010

Vanilla Sky

Voy a detener el mundo, y disfrutar al máximo cada segundo estático de ese tiempo sin apuros; para, finalmente, derretirme con vos.

lunes, 28 de junio de 2010

Fool again

Estaba dormitando, ese momento que realmente no sabés si estás despierta o dormida, justo cuando sabes que un pellizco no basta para darte cuenta, pero tampoco lo intentás.
Es un limbo. Se siente como si viajaras en una balsa.
El sonido del reloj marcando el tiempo, las plumas suaves y finas del acolchado que en el intento de darte calor distraidamente clavan sus cabos en tu piel. El sueño profundo se apodera, te lleva, te voltea, te devuelte, te desgasta.
Sueño o realidad, ya no quiero vivirla.

martes, 22 de junio de 2010

Coffee and chocolate

Frío de invierno. Las tazas de café caliente no son suficientes.
Cae un fino rocío.
La escarcha me cubre. Se hace lugar entre mis sábanas, mi cuerpo y el helado viento del desierto. El silencio te hace nada, y a su vez, lo llena todo.

lunes, 21 de junio de 2010

Sometimes

Un fotomontaje de imágenes me visitan de noche. Interrumpen mi descanso, se encargan de hacerme llegar todo. Algunas vuelan, algunas bailan. Otras saltan, cantan, se apagan y brillan.
Mientras, suenan cascabeles, aunque a veces parezcan campanas. Algunas veces su melodía es triste, otras es dulce y alegre.
Algunas veces tienen que ver con vos.

viernes, 18 de junio de 2010

Silly, silly girl

¿Te querías bajar? Está bien. No había necesidad de que me arrastres con vos.
Si sabías que no ibas a durar, ¿para qué seguir tirando?
Son cosas que nunca voy a saber, y que tampoco las voy a entender. Solo vos sabrás.

martes, 15 de junio de 2010

Flying

De un gris oscuro, saltamos a un violeta claro. De una larga noche de tormenta, afloró un calmo amanecer. El aire se condensó, la lluvia ya cayó. Puedo estar tranquila, puedo dormir sin pellizcos de noche.
Me gusta poder decir que estoy bien otra vez. Me gusta sentir que las cosas me pueden empezar a salir bien de una vez por todas.
Gracias.

sábado, 12 de junio de 2010

Tomorrow never comes

No entiendo cómo.
Me quebré, me siento añicos de cristal. Tan transparente, tan punzante, tan frágil.
Giré en círculos. Las dudas me empujaron. La presión logró hacerme estallar, una y otra vez.
Pesadilla que nunca acaba.

viernes, 11 de junio de 2010

Estoy sentado

Estoy sentado como un inválido en el desierto de mi deseo de ti.
Me he acostumbrado a beber la noche lentamente, porque sé que la habitas, no importa dónde, poblándola de sueños.
El viento de la noche abate estrellas temblorosas en mis manos, que aún no se conforman, viudas inconsolables de tu pelo.
En mi corazón se agitan los pájaros que en él sembraste y a veces les daría la libertad que exigen para volver a ti, con el helado filo del cuchillo.
Pero no puede ser. Porque estás tan en mí, tan viva en mí, que si me muero a ti te moriría.

Juan Gelman

Lo sentí tan perfecto.
Mi profesora de Lengua y Literatura lo recitó en clase, logró ponerme la piel de gallina, me hizo un nudo en la garganta. Me hizo pensar tantas cosas.
Sentí la necesidad de compartirlo con todos.

jueves, 10 de junio de 2010

Amber sky

Actitudes que no llevan a ningún lado, de esas que no sabés en qué terminan.
Reacciones explosivas, chocantes.
Sentimientos contradictorios, errados, confusos.
Impotencia.
Odio.
Decepción.
Sentimiento sumiso.
Tantas cosas se me cruzan por la cabeza cuando pienso en vos.

miércoles, 9 de junio de 2010

White demon love

Diste vueltas, te sentaste, te paraste, caminaste, bailaste, cantaste, gritaste, me miraste, sonreíste. Qué linda sonrisa que tenés. Te reíste, saltaste, desapareciste, reapareciste... a todo ésto, no pude dejar de mirarte.

martes, 8 de junio de 2010

Olor a nuevo

La típica frase "Te lo dije" no deja de girar en mi cabeza; sin embargo, quiero tomarlo como una enseñanza, como algo que pasó, que estuvo, sí, pero ya terminó.

El gusto metálico de las cadenas ya se me hizo habitué; el eco de las gotas chocando con los charcos ya no se escucha. Sentí que se cerraban, de golpe, algunas puertas, así como también se abrían otras. Sentí que la noche me invadía, y después, el día me sacaba de ese sueño monótonamente sumiso.

Volvimos... ¿volviste?

Sí, volví, y prometo hacer todo lo posible para quedarme.
Blogspot, te extrañaba, extrañaba entrar todos los días a ver si había novedades.