domingo, 9 de noviembre de 2014

incendio

blancura dispersa, súbita.
eterna como siempre.
contemplar el mundo desde tus ojos hubiese sido maravilloso.
solo que al despertar quedaba lo oscuro y fétido de tu ser.
solo cenizas del corazón.