jueves, 6 de marzo de 2014

sangre

no tengo regalos
solo aquellos que invento para sentir
y persigo almas,
para brillar en los tiempos perdidos.
                         ya no sé quién sos, tampoco me importa.
dejarte ir es algo fácil,
pero
                        ¿a quién no le gusta sangrar?
sonidos que arrastran,
perfumes nos repelen.
no queda más que un adiós.

No hay comentarios.: