lunes, 13 de enero de 2014

Cadáveres que viven entre nosotros.

Cadáveres transformados en flores, nos engañan y nos burlan. En su trampa caemos como moscas. Aunque en el aire haya perfume, huelen podredumbre. Aunque haya luz cálida del sol, son ciegos.

No hay comentarios.: