viernes, 23 de agosto de 2013

MIENTRAS

mientras las bocas salivosas (babosas) se relamían (ociosas)
      los oídos comían (encantados) los rumores (descarnados)
mientras el corazón desarmado (desalmado) se envuelve de viento (lento);
     cruje (ruge) llora y se entrega (y no llega)

No hay comentarios.: