sábado, 1 de mayo de 2010

Coimeada por la soledad que me llena extrañarte tanto, decidí soñarte más.
No quiero más ese presente insulso y automático que pretende imponerse; quiero armarlo a mi manera, a nuestra manera. Juntos.

3 comentarios:

ian dijo...

No dejemos de soñar.

Beso para vos y LaPochi.

Cin dijo...

nunca dejes de soñar que la vida es un sueño

loovevictim dijo...

divino lo que escribiste.

besitoss