lunes, 21 de abril de 2014

como la sangre en mis venas y el oxígeno en mis pulmones, nos volvimos únicos con el ambiente. de mis vértices se sujetan sogas que te retienen a mi lado aunque ya no querramos. intento tragar y no puedo, y es silencio lo único que me aleja de los demás. 

No hay comentarios.: